Español

Lo que no sabías sobre la filosofía de las Putas

 In Curiosidades sobre putas, experiencias con putas de valencia, valencia citas

Jamás habíamos mantenido una conversación tan profunda y filosófica con Escorts en Valencia, pero hace unos días tuvimos la ocasión de recibir a una periodista de un medio de comunicación digital, en concreto una periodista argentina que estaba de paso por Valencia, tenía que realizar dos tareas para el diario, la primera era realizar un reportaje sobre el sexo, prostitutas argentinas trabajando en ciudades españolas, venía de Madrid, había estado en varias casas de citas, en nuestra ciudad tenía una cita HelloBaby Putas Valencia y posteriormente finalizaría su encomienda en Barcelona, donde además debía de escribir las crónicas del “Procés” (el proceso independentista catalán).

Una de las Escorts que atienden en nuestro local, de nacionalidad argentina, había estado intercambiando emails con la periodista de su país, sería la encargada de protagonizar el relato.

La entrevista en realidad no debiera ser clásica, preguntas y respuestas frecuentes.

La chica tenía libertad absoluta para contar detalles sobre ser trabajadora sexual.

putas-valencia-hellobaby-lo-que-no-sabias-de-la-filosofia

Las lineas que podrás leer a continuación son fragmentos de la entrevista.

“Para ser puta, una debe de tener la suficiente filosofía y psicología para afrontar un trabajo bastante absorbente, la mente en ocasiones juega malas pasadas y puedes caer en un estado de autodestrucción …

Por regla general, una prostituta debe de ser consciente de que tiene que estar trabajando durante veintiún días (y noches) seguidos, es lo que suele durar una plaza en la mayoría de clubes o casas de citas.

Personalmente, antes de comenzar la plaza en un lugar, suelo meditar sobre lo que yo misma he bautizado como el proceso mental “TO BE”, el verbo en inglés: Ser / Estar a lo que añado Parecer.

Como todo el mundo sabe, las putas utilizamos pseudónimos o alias para ejercer la prostitución, también creamos un personaje que por en la mayoría de casos se aleja de como somos realmente.

En mi caso, soy una mujer bastante introvertida, me cuesta expresar lo que siento y aunque cuando estoy enamorada soy capaz de mover montañas, no suelo mostrar sentimientos, nadie, salvo los hombres con los que he mantenido relaciones amorosas, puedan decir de mi que soy pasional, tampoco me gusta utilizar en el sexo un lenguaje soez. Me gustan los hombres que saben mantener conversaciones profundas, que muestren esa pasión que yo escondo, ya sea hablando de literatura, cine, música o cualquier afición por el arte, eso sin duda me excita y mucho, me encantan los varones que gesticulan para expresarse, denotan que no mienten, que son auténticos.

Pero mi yo, desaparece todos los días, justo después de la ducha, cuando me presento frente al espejo y me miro; me pregunto, quién soy, no soy yo, sos vos; sos vos y acepto convertirme en esa persona que está frente a mi, pese a que vistamos igual, nos maquillemos al mismo tiempo, tengamos el mismo rostro y hagamos los mismos gestos.

Esa mujer en la que me he transformado, nada tiene que ver con la anterior, es una mujer ardiente, cada palabra, susurro o gesto va acompañado de un halo de erotismo, cada paso, movimiento de cadera e incluso la forma de tomar un cigarrillo y fumar, pretende atrapar a todo el que mire.

La excitación que yo misma consigo, hace que consiga en el cien por cien de las veces que me presentan a un hombre en un encuentro sexual, me encanta disimular un poco el acento argentino, pero que se note que soy de allá, la mayoría de hombres en Valencia piensan: Si quieres una puta fina, una Argentina.

No suelo alcanzar el orgasmo casi nunca, en la mayoría de ocasiones, los hombres no son atractivos. Ellos buscan una profesional que se entregue al 100% y yo lo hago, los orgasmos son fingidos.

Pero hay ocasiones en los que aparece un galán dispuesto a pasar un buen rato y pasar varias horas, pese a que soy esa otra yo, me gusta disfrutar de un caballero, pese a que sea por dinero, en muchas ocasiones la excitación llega a límites que yo misma soy capaz de controlar y me entrego a la pasión, pero recuerdo que soy una puta, la mas puta y para no volver a ser yo, utilizo un vocabulario con el que nunca me expresaría, palabras como: Fóllame rico, quiero correrme junto a tí, hazme gozar o fóllame la boca (…)”

Recommended Posts

Leave a Comment

Contact Us

Envíanos tus dudas y te responderemos lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt
putas-valencia-hellobaby-valenciacitas-cunnilingushellobaby-fotografia-erotica-putas-valencia