Español

La sorpresa de contratar a una escort y encontrarme con mi sobrina.

 In citas valencia, Curiosidades sobre putas, experiencias con putas de valencia, Experiencias de los lectores, Noticias sobre putas y Valencia, putas en valencia, putas valencia, salir de putas por valencia, valencia citas, valenciacitas

Compartimos con los lectores , esta extraña historia que nos llegó via email que nos resultó mas que interesante.

Lectores de Putas Valencia

“Queridos amigos de Hello Baby, les escribo desde (…. )  y si bien no soy cliente de Hello Baby porque no vivo en Valencia, las putas son mi debilidad. Les cuento que he tenido diverso tipo de relaciones: noviazgo , matrimonio y hasta amantes he tenido pero hay algo en las prostitutas o putas o escorts o como quieran llamarle que hace que prefiera el sexo con ellas antes que con cualquier otra mujer. No sé si se trata del hecho de ir “directo al grano” o si se trata de la dominación de poder decirle a una mujer todo lo que yo deseo que me haga sin el compromiso de ofenderla o cumplir los rituales sociales.

La cuestión es que soy lo que se dice un putañero o putero o como quiera que le digan en Valencia.  Y suelo recurrir a los servicios de estos ángeles al menos una o dos veces por semana.

Vivo solo y soy divorciado, en la ciudad de (…. ) que como saben es la capital del estado de (…..) una ciudad muy grande a donde muchas chicas vienen a terminar sus estudios desde las ciudades del interior. Es sabido que muchas de estas chicas trabajan como lo que se llama “prepagos” o “sugar girls” , es decir prostitutas o putas de tiempo parcial para así poder financiar sus estudios, su carrera es decir que son escorts amateurs. No sé si en Valencia se da este caso.

Un buen día recibí la llamada de mi hermana Carmen (nombre cambiado) pidiéndome si podía ayudar a su hija Karen (nombre cambiado) a ubicar un pensionado de estudiantes en la ciudad, ya que quería seguir la carrera de odontología y solo era posible en la ciudad. Le dije que conocía algunos y que no tenía problemas en buscarle alguno cercano para echarle un ojo y cuidarlo dicho sea de paso si se metía en problemas.

La verdad hacía mucho que no me veía con mi hermana Carmen y a su hija Karen dejé de verla siendo una niña de 12 años, por lo cual cuando fui a buscarla a la terminal de autobuses y me encontré con aquella mujer, jovencita pero bien mujer o vamos a decirlo mas claro con aquella semejante hembra de 22 años, de jean ajustado y blusa blanca que dejaba entrever la forma de sus pezones marcados por el brassier, no la reconocí. Ella sí, y es lo que tiene llegar a cierta edad: uno no cambia de rasgos pero los chicos si que cambian.

Hola tío – me dijo entusiasmada y me dio un beso que me puso nervioso pues sentí su pezón rozarme el pecho mientras me abrazaba y olía a perfume muy femenino realmente. La llevé a comer algo y las miradas de todos los hombre que nos cruzábamos se clavaban en su culo y en sus tetas , pues debo decirlo mi sobrina está lo que se dice realmente buena. Con ese pelo negro lacio cortado recto en melenita , y sus lentes onda retro que le dan un aire de estrella porno.

La llevé a visitar algunas de las casas de estudiantes de la zona y luego de visitar algunas la dejé en la que parecía tener los mejores servicios y los mas baratos incluso con conexión WIFI . Esa noche me preguntó si podía pasarla a buscar para cenar y ponernos al día con noticias de mi hermana y demás, y desde luego pasé. No solo era mi sobrina, yo también era el padrino  de ella y no tenía locomoción. Cuando llegué a la casa de estudiantes me hizo pasar al vestíbulo y noté demasiado silencio para ser un lugar de jóvenes.

– ¿Están todas en la facultad Karen?
– No tío .. es raro que la facultad termine tan tarde.. algunas no siempre pasan la noche aquí. 
– Pero entonces… ¿dónde pasan la noche?
– Ay tío, haces muchas preguntas … – y se río con un gesto bastante pícaro.

Cenamos hamburguesas, nos pusimos al día y me comentó que su madre se veía con un señor que parecía buena persona pero que ella no se llevaba bien con él. Cosas de familia. Luego me contó lo cara que era la carrera de Odontología y que pensaba buscar un trabajo en la ciudad para costearla, que aún no sabía como pero que algo se le ocurriría. Y no me mencionó mas del tema.

Luego no la volví a ver , salvo alguna llamada que otra por teléfono a ver si estaba bien. Me llamó la atención un par de veces que llamé los fines de semana al pensionado , días en los que no había facultad y la administradora me decía que había salido y que ya no volvería pero nada se cruzó por mi cabeza.

Yo seguí con mi rutina, de buscar putas y disfrutarlas y no sé como se estila en Valencia pero mi truco preferido es salir los lunes o los miércoles que es cuando las putas tienen menos trabajo pues uno las agarra de mejor humor y de mejor precio también. Yo a veces salgo en mi coche y las busco en la calle pero en general las busco en internet en sitios de putas como Hello Bay , o sea el de ustedes  que es un sitio de putas en Valencia, pero en sitios similares de mi ciudad.  Leí un anuncio que me llamó la atención y me excitó:

“Tu colegiala caliente, recién llegada y nuevita en esto… mi colita te está esperando para que la conozcas. Hago oral con y sin”

Me llamó mucho la atención , y aunque no había fotos y muchas de las que dicen ser putas nuevas no lo son, decidí apostar pues me gustan las putas sin experiencia cuando las encuentro. En mi país se estila contactarlas por Wassup vía texto y se coordina todo así así que nunca escuchas la voz de la escort ni nada. Quería coordinar para temprano pero ella me dijo que los lunes y miércoles no podía salir antes de las 10 porque estaba ocupada en otra cosa. Me llamó la atención. Quedamos en vernos en un hotel el miércoles a las 11 , donde yo pre alquilaría , y ella me esperaría ya pronta.

Amigos lo que voy a decirles lo pueden creer o no y muchos ya lo han imaginado. Pero no imaginan el final.

Cuando llegué al hotel, uno que usaba bastante seguido , el recepcionista me dijo que la chica ya me estaba esperando en la habitación 102. Subí la escalera, la puerta estaba cerrada pero sin llave y entré. Sentí el sonido de la ducha y dije “Hola , llegué Sol”  (ese era el nombre de puta que usaba) y con el ruido de la ducha de fondo me dijo “ya salgo papi“. La voz me sonó familiar, pero no le dí importancia. ¿Acaso ya había salido con esta puta?

Me desvestí y me tiré en la cama a masturbarme un poco para entrar en calor mirando el canal porno y tenía una soberana erección. Bajé las luces y la esperé. Apareció con un toallón en el pelo y bata y me dijo:

Yo soy Sol y estoy lista para lo que quieras papi…

La miré y no podía creerlo, era mi sobrina Karen, con las tetas visibles, que la bata no cubría, y con solo las bragas abajo tras las cuales se veían todos sus negros pelos íntimos. Y yo con mi enorme pene erecto y frotándome.

Le dio una vergüenza tremenda (y a mi también) y sinceramente ninguno de los dos sabía como reaccionar. Finalmente ella se largó a llorar y se sentó en el piso, y yo lo que atiné fue a ponerme una bata igual e ir a abrazarla. Entre lágrimas me dijo que no había conseguido trabajo y que igual en los trabajos pagaban poco y que prefería hacer esto como algunas de sus compañeras de la pensión le habían sugerido así se podía comprar ropa y pagar los estudios. Yo la calmaba y la consolaba y le juraba que no le contaría nada a su madre.

Pero a medida que la abrazaba para consolarla y ella se iba calmando mas, yo que ya estaba caliente por el porno y el audio del porno (que no lo había bajado) sentía que mi erección volvía y sentía un morbo tremendo. La iba abrazando de manera cada vez mas atrevida y ella a medida que se calmaba dejaba de llorar y se relajaba. Creí escucharla suspirar, y luego .. pues la oí gemir. La situación estaba servida: por mucho que fuera su tío, eramos un hombre y una mujer. Y nos dejamos llevar por el momento: mi mano se metió debajo de su bata y se aferró a uno de sus pechos apretándolo y mi boca comenzó a besarla descaradamente en la boca.

Ella no puso reparos , de hecho me dijo:

Tu viniste por algo tío y no hay derecho que te deje ir así… soy una mujer y lo entiendo.

Pronto estábamos en la cama y no podía creer como aquella niña que yo había conocido ahora  a los 20 y pocos años había aprendido tan bien el oficio de puta, así fuera de tiempo parcial Comenzó por hacerme un fellatio de aquelllos espectaculares. Quise ponerme un condón pero ella apartó mi mano y me dijo “yo lo hago SIN … ya leiste mi aviso“. Y siguió su trabajo , y realmente por mucho que quise aguantar pronto todo mi fuerza de hombre estalló en su boca que no por ello parecía perder entusiasmo y no paró hasta que mi miembro no quedó seco , exhausto y flácido. Y luego siguió hasta que recuperé la rigidez para treparse encima mío.

No podía dejar de pensar en lo puta que era esta chica, mi sobrina, y lo buena hembra que se había vuelto.  Pasamos unas horas espectaculares y cuando terminé rendido descansé a su lado acariciando su melenita negra. Nos vestimos y mientras nos vestíamos, sinceramente no sabía si pagarle o no. Ella me despejó la duda haciéndome un gesto con la mano abierta. Le dí lo que habíamos convenido por el Wassup., pero ella me dijo:

– Oral SIN es mas… – y me guiño un ojo la muy puta.

Le pagué sin problemas y me ofrecí a llevarla a su pensionado. Al llegar me dio un beso en la mejilla y me dijo:

– Tío.. dos cosas.. nunca le cuentes a mamá sobre esto.. y por favor, esto fue algo de una sola vez, ¿está claro?

Estaba clarísimo. Hubiera repetido esa noche todas las semanas, pero entendí que había sido algo prohibido, una de esas cosas que se dan en el momento. Pero fue fantástico y fue tal la obsesión que por un tiempo intenté salir con escorts que se parecieran a ellas en el pelo o el cuerpo para poder recrear aquella noche. Nunca volvió a mencionar el tema y hace poco terminó su carrera y pasó a saludarme antes de volver a su ciudad.

Incluso hay una chica en Hello Baby, ahí en Valencia una de las escorts en Valencia que me recuerda mucho a ella.. no le voy a decir cual pero desearía poder visitar Valencia para poder salir con esa puta a cambio de que me deje decirle Karen y que ella me diga “tìo”. No se si es normal esta obsesión que me agarré, pero contarlo me ha hecho sentir mejor.

Los saludo con mucho cariño y les deseo a ustedes y las chicas allá en Valencia un feliz año nuevo

Robert (nombre cambiado) “.

En Valenciano

Recommended Posts

Leave a Comment

Contact Us

Envíanos tus dudas y te responderemos lo antes posible.

Not readable? Change text. captcha txt
xavi-castillo-putas-valenciaPutas valencia en valencia